La raicilla es una bebida alcohólica producida en 16 regiones del estado mexicano de Jalisco. Es muy similar al tequila y al mezcal, dado su origen en el amaguey lechuguilla en sus variedades Agave maximiliana, Inaequidens y Angustifolia.

La raicilla no cuenta con denominación de origen ni otra norma oficial, pero al menos desde 2009 productores artesanales buscan dicha estipulación ante el gobierno mexicano en las zonas de la Sierra Madre Occidental, la Sierra de Amula, la Costa Sur y la Costa Norte. En 2014 la producción era de 50 mil litros por cerca de 70 productores tradicionales. Por volumen son los municipios de Mascota y Cabo Corrientes los mayores productores de la bebida. Las destilerías de esta bebida son conocidas como tabernas.